La mantequilla a diferencia de la margarina está elaborada con 100% grasa de leche, la cual aporta un sabor lácteo y cremoso único e inigualable.